Los menguados en los puntos de fantasía

 

Los menguados en los puntos de fantasía

En la confección de las prendas de punto, los menguados desempeñan una función eminentemente práctica, como es el ir dando forma a las piezas, aunque esto tampoco significa que no se tenga en cuenta el aspecto del menguado en el tejido final.

En los puntos de fantasía, en cambio, los menguados se disponen mayormente en función de su valor decorativo. Eligiendo el menguado apropiado, se logran dibujar líneas de cadeneta en el tejido o se consigue la ilusión de un bloque de puntos se inclina a la derecha o a la izquierda. Incluso se puede disimular que se ha hecho una disminución.

Con este artículo se intenta explicar cuál es el efecto óptico de los distintos tipos de menguados, de forma que sea posible anticipar cómo la sustitución de un menguado por otro puede influir en el aspecto final del punto.

De momento las explicaciones solo se refieren los puntos tejidos del derecho. Más adelante se incluirán los menguados del revés.

Menguados simples: dos puntos

  1. Menguado (simple) a la derecha (MSd): el punto visible es el de la izquierda y parece que se inclina a la derecha. Se obtiene al tejer dos puntos juntos.
  2. MSd

  3. Menguado (simple) a la izquierda (MSi): para hacer que el punto visible sea el de la derecha y se incline hacia la izquierda hay dos métodos:
    • tejer dos puntos juntos retorcidos, es decir, tejer dos puntos juntos pinchando la aguja por la pata de atrás ('through back loop' en inglés)
    • lo que en España a veces se llama el 'surjeté' para evitar tener que dar la explicación completa: pasar un punto sin tejer, tejer el siguiente, deslizar el primer punto sobre este.
    • MSi

Se supone que con el primer método se consigue un punto más regular, lo que se nota sobre todo cuando se emplean hilos poco elásticos como el lino, la seda o el algodón.

Menguados dobles: tres puntos

  1. Menguado doble central (MDc): el punto visible es el del medio, que sigue en posición vertical; desaparecen los puntos de los extremos. Pinchar dos puntos juntos como si se fueran a tejer juntos del derecho, tejer el siguiente, pasar los dos anteriores sobre este.
  2. menguado doble central

 

  1. Menguado doble derecha-izquierda (MDdi): se ven los dos puntos de los extremos, inclinados hacia el centro, y forman una especie de tejadito. Pasar un punto, tejer dos puntos juntos, pasar el primer punto sobre estos.
  2. menguado doble derecha-izquierda

  3. Menguado doble a la derecha (MDd): tejer tres puntos juntos; el punto visible es el de la izquierda y parece que se inclina a la derecha.
  4. MDd

  5. Menguado doble a la izquierda (MDi): el punto visible es el de la derecha y se inclina hacia la izquierda. Como en el caso de los menguados simples, hay dos métodos:
    • tejer los tres puntos juntos retorcidos.
    • MDi2

    • pasar dos puntos sin tejer, tejer el siguiente, pasar los dos anteriores sobre este.

 

MDi

La diferencia es la misma que en el caso del menguado simple: en principio, el método a) tendría que dar resultados más regulares.

Menguados múltiples: más de tres puntos

En los puntos de fantasía, la función principal de los menguados de cuatro o más puntos es formar una especie de fruncido de un grupo de puntos en diseños que imitan motivos florales (campanillas).

Todavía cabe hablar de menguados a la derecha o a la izquierda, en función de hacia dónde queda la parte estrecha del fruncido. Esta distinción es importante cuando interesa conservar la simetría del punto de fantasía.

Veamos el caso del menguado múltiple con cuatro puntos:

  • a la derecha (MMd4): tejer juntos cuatro puntos. Si con tantos puntos resulta difícil sacar el nuevo punto con la aguja de una sola vez, se pueden tejer juntos los dos primeros y luego ir pasando los puntos desde la aguja izquierda.
  • a la izquierda (MMi4): tejer juntos cuatro puntos retorcidos. También aquí se pueden pasar varios puntos ya retorcidos a la aguja derecha y tejer los dos últimos juntos retorcidos, etc., etc.
  • mm4

El ‘tejadito', aunque infrecuente, se emplea cuando el efecto buscado es centrar el punto que queda al final. Un ejemplo con cinco puntos (MMd2i3) puede ser: pasar dos puntos, tejer juntos los dos siguientes y pasar los tres primeros sobre estos.

 


 

Un caso especial: el encaje de Shetland

Resulta difícil creer que el delicado encaje de Shetland consiste en combinaciones de cuatro puntos básicos: punto derecho, lazada, menguado simple y menguado doble.

Cuando se emplea la lana de Shetland, todas las vueltas se tejen del derecho, como si de un punto bobo se tratara. Además, aunque los gráficos modernos distinguen entre menguados a la derecha y a la izquierda, los menguados simples se hacen siempre tejiendo dos puntos juntos (Sharon Millero) o juntos retorcidos (Elisabeth Lovick) y los dobles, tejiendo los tres puntos juntos. Como la lana es tan extremadamente fina, una vez estirado y asentado el tejido solo se apreciará el contraste entre los calados y las zonas sólidas, que es lo que forma los dibujos.

Este procedimiento puede ser útil para simplificar las instrucciones de puntos muy calados cuando se tejen con lanas relativamente finas, aunque siempre conviene hacer una prueba para asegurarse de que la sustitución no deforma el punto.

 

Enlaces sobre el tema

Buscando fotos de encaje de Shetland por internet, encontré un artículo en inglés sobre los menguados del revés: véase Decreases From the Flip Side de Ariel Barton, en el sitio de Knitting beyond the Hebrides. Este sitio es una mina de información sobre el encaje en punto, sobre todo la página titulada Schedule.

Interesantísimo también es el artículo The Same, but Different, Shetland Lace in a European Context, de Elizabeth Lovick, que, además de teoría e historia, incluye varios patrones con gráficos.

Superior